13.8.13

Transición


No hay nada que pueda detener el cambio que hace tiempo he venido experimentando, necesito seguir avanzando, he asimilado mi condición de sumisa, voy buscando lentamente al amparo de tu experiencia sentir por vez primera la paz interior que solo puedo tener bajo tu dominio.
No existe placer más dulce que estar a tu lado, a tu servicio, entregarme a ti, llegar a ser parte de tu alma, mi necesidad de pertenencia crece a cada instante que te siento, estoy en un lento camino que me lleva de tu mano hasta llegar a ser esencia de tu esencia, estoy aprendiendo, sé que tendré muchos tropiezos, pero también que estarás allí para guiar mi camino, ayudarme en mis caídas y celebrar mis progresos.
Siento tu abrazo, tu cuidado, la protección que me ofrece tu cariño y dentro del dominio de tus besos,  me envuelves en tu regazo y cuidas de mi.
   
  Guardián de mi alma 

No hay comentarios:

Publicar un comentario