22.9.13

Mi Encuentro Contigo... Señor

Aún lo recuerdo como si estuviera sucediendo en este instante...

El teléfono quedó suspendido en el aire, mi impacto fue tal que no logré articular palabras, mi mano aún sostenía el celular, la razón se me escapaba, no había forma de tener un pensamiento coherente después de escuchar Tu voz por el aparato. 

-Llegaré a las 20:00 hrs- 

Mi encuentro contigo... Señor

Todo se volvía confuso, mi corazón daba saltitos acelerados, la emoción no me dejaba quedarme quieta en un solo lugar, caminé de un lado a otro de la habitación, miré el reloj, eran las 17:02 hrs. de un sábado de verano, tres horas apenas para prepararme para Tu llegada, tres horas que en ese momento me parecían insuficientes para recibirte, busqué con la mirada tratando de encontrar un punto fijo para analizar las cosas, todo me recordaba a Ti, Tu esencia aún se conserva en la habitación, me nutro de Tus palabras, de la forma en que me llevas a Tus dominios y me haces sentir que soy lo más preciado que tienes.
 

Me senté en el borde de la cama, respiré profundo y Te empecé a sentir, reviví a detalle la forma en que me envuelves, cuando con Tu voz calma me dices lo que quieres y yo dócil Te complazco, mis manos recorrieron lentamente mi cuerpo, la ropa me estorbaba y Tu cuerpo me reclamaba, tumbada en la cama con mis dedos recorriendo mi senda de luz me dejé ir hacía Tu encuentro, cálida brisa refrescaba mi piel mojada, todo era entrega, pasión que se insinuaba, me detuve... no es eso lo que esperas de mí, pero te necesito tanto, me puse en pie y me dirigí al cuarto de baño.

Una lluvia fresca recorría mi cuerpo y nuevamente te hiciste presente en forma de agua descendiste por mi cuerpo, un cuerpo que Te pertenece, que siempre espera que llegues y lo uses, es tan difícil controlar mis deseos cuando Te pienso, necesito de tiempo y esfuerzo para no caer en mi arrebato, dejé que el agua sensibilizara aún más mi cuerpo, lo preparé para Ti con el perfume que Te gusta, esmeré mi arreglo y esperé pacientemente tu llegada, 19:50 hrs caminé por el corredor, mis pasos estaban dirigidos a la puerta y ya frente a ella, me arrodillé e incliné mi cabeza disponiendo mi cuerpo y mi mente a esperarte, largos minutos que conmovieron mi cuerpo, pasaba del descontrol a la calma total, expectante cerré los ojos y agudicé mis sentidos, buscaba cualquier ruido que me indicara que estabas llegando hasta mi, siempre has sido puntual y ese tiempo que estuve en espera sirvió para fortalecer mi paciencia. 

Tras de Ti, cerraste la puerta, tus pasos firmes se encaminaron hasta quedar a unos centímetros de mí, mi cuerpo desnudo se inclinó ante Ti y llevándolo hacía adelante besé Tus pies en signo de adoración para mi Amo, desaté las cintas de tus zapatos y uno a uno los saqué, lo mismo hice con Tus calcetines y cuando tuve Tus pies desnudos, nuevamente mi cuerpo se inclinó para besarlos, pasas Tu mano por mi cabeza y diriges Tus pasos hacía el sofá en el que con suaves movimientos Te acomodas con Tu mirada fija en Tu sierva. Acomodo mi cuerpo a Tu vista y en posición de cuatro me quedo ante ti, esperando, mientras Tú recorres este cuerpo que arde con solo sentir que lo miras, respiro profundo y espero... 

Dejas la comodidad de Tu asiento y Te acercas a mi, Tu dedo medio deslizas por mi columna vertebral desde el cuello hasta llegar a mi trasero, lo acunas y acaricias, me sorprendes con una palmada firme en cada uno de ellos, mi cuerpo se arquea en el preámbulo de mi entrega, gemidos profundos brotan cuando Tus manos hábiles empiezan a acariciar cada parte de piel cubierta de sensaciones, el placer aumenta, la humedad escurre por mis muslos, con Tu mano acunada en mi centro palpas mi humedad, la recoges con Tu dedo medio y la llevas a mis labios, lo introduces lento en la boca mientras Te acercas y Tu lengua lame mis labios.


Me conduces al cuarto de baño y en posición sumisa recibo tu lluvia, como el regalo preciado de mi Señor hacía su sumisa, cierro los ojos y siento como las gotas van recorriendo mi cuerpo al tiempo que la depositas en mis labios, en mi boca, paso mi lengua por Tu sexo y Te hundes en mi, acaricio y limpio Tu sexo, te retiras y ahora eres Tú quien bebe de mi cuerpo, la unión se vuelve intensa, estallan mis emociones al verte en mi centro, limpiando... bebiendo. 

Caminamos hacía la habitación, vamos cargados de deseo, Tú de usar a Tu sierva, yo de darte el placer que esperas de mi, en un vínculo infinito creamos nuestro universo, mi cuerpo se arrodilla, elevando mis caderas invades con fuerza mi cuerpo, revelando la inquietud que Te domina, mis gemidos rompen el silencio y se unen a los tuyos, Tu boca se ilumina, mis lunas se rebelan, exudas pasión cuando expulsas bocanadas de Tu aliento, mi aliento se contrae, me siento vulnerable, receptiva, suavemente delicada al momento que el éxtasis contenido se desborda bajo Tu orden, dibujas la noche en mi cuerpo cuando contoneas y ondulas Tus caderas, enredas Tu lengua en mi espalda, en mi boca y yo solo siento que desfallezco cuando Tu estampida se aproxima, expandes Tu cuerpo en el interior de mi cuerpo rebasando los límites de los sentidos, dentro de la tenacidad de Tu entrega me inundas de Tu cielo. 





Me pierdo en Tu mirada y me abandono en Tus brazos a los cielos nocturnos que me entregas cuando vienes a mi lado... Señor

11 comentarios:

  1. Para el sumiso la llegada de su Amo es siempre una fiesta.
    Bonito relato.

    efe{LL}

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde los preparativos, todo es satisfacción para cuando llega.

      Un saludo efe{LL}

      Eliminar
  2. Para el sumiso la espera de su Amo es una fiesta.

    Saludos.
    efe{LL}

    ResponderEliminar
  3. Deseando repetir cada instante... <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se desea repetir, complacer a mi Señor

      Un beso

      Eliminar
  4. Eres muy femenina y entregada, dedicada a los detalles para tu Señor que te lo agradece exquisita mía

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado...son tantas las sensaciones compartidas que me parece estarlo viviendo de nuevo a traves de tus palabras...gracias por tan bellas letras...

    besines guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir conmigo lo que te produjo el leerme, seas bienvenida

      Besos dana en Qarpatia

      Eliminar