10.10.13

Sombras De Impaciencia


El silencio abunda en mi habitación dormida, seca está mi piel sin tus caricias, mi corazón cansado de llorarte, se ha perdido en la sombra de la noche, se acalambra de frío por no tener tu cobijo, el cristal de mi ventana se empaña en cada suspiro, al exhalar mi dolor interno, en mil pedazos estalla mi alma, no resisto la soledad me falta tu presencia, el día es gris, la noche se muestra gélida, no alcanzo a imaginar las horas que me faltan, para que llegues a mi lado y en el lecho sienta tu dominio.

Se me escapan los sueños sin tu presencia, adelanto las horas del reloj, tratando de engañar al tiempo, no lo consigo, solo aumenta más mi agonía, trato de calmarme, la paciencia no es mi fuerte, debo concentrarme y esperar paciente tu regreso.

Se extienden mis brazos en mi noche solitaria, abrazo mi pecho herido... lamento de un espíritu que va cayendo poco a poco en el abismo solitario de los días largos, todo se vuelve eterno sin tu presencia, no puedo evitar mi necesidad de abrazarte.
Me siento triste con tu ausencia y hundo mi agonía en esta triste habitación dormida, sueño con tus manos y el palpitar de tu corazón, deslizándose tranquilo, por este cuerpo que se duele sin el calor de tu alma.
A tus pies mi Señor

1 comentario:

  1. Letras bien escritas que pasan del deseo a la impaciencia.

    Un abrazo y mis respetos a tu Señor.

    Efe.{LL}

    ResponderEliminar