21.8.14

El Placer De Las Tinieblas


         En la soledad del claustro, en total aislamiento
         escucho cada latido del corazón
         la respiración que en un principio es agitada y temblorosa
         poco a poco va nivelando su ritmo
         hasta hacerse casi un suspiro.

         Mis pensamientos, que al inicio fueron descontrolados
         se van acomodando lentamente
         embonando cada pieza del puzzle
         hasta terminar un tablero con todas sus esquinas y su centro.

         El temor desaparece cuando las lágrimas asoman
         por las aberturas de mis párpados semicerrados.

         En este momento me doy cuenta que, no estoy sola
         he fusionado mi ser interno con tu recuerdo
         y también con tu presencia
         ingrávido te posas sobre mi cuerpo
         al costado derecho, al costado izquierdo.

         Me doy cuenta de los errores que he cometido
         de los fracasos que obtuve por no esforzarme

         Y entonces... Abro la reja y camino decidida
         con rumbo hacía las tinieblas
         segura de que encontraré tu mano al final del pasillo
         porque confío en ti y sé que, a pesar de mis fallos
         tú no me has fallado.

         ...Y así sucede. Tu mano se eleva conforme mis pasos avanzan
         tu mirada es de satisfacción y gozo
         me sabes sin dudas, totalmente tuya
         a tu pleno uso, a tu entera disposición.

8 comentarios:

  1. cada experiencia trae sensaciones nuevas debido al renovado ambiente de tensión y sentimientos que se vive.

    un beso.

    ResponderEliminar
  2. Embozada y dispuesta... entregada.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu amor y tu entrega. Un amor correspondido y bello.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  4. Una forma sincera de expresar tu sentir que te llena de gozo.

    Saludos

    ResponderEliminar